¿Cómo han conseguido personas ordinarias alcanzar montañas de casi 6000 metros?

Dedicando solo 90 minutos a la semana